Fortalecimiento de las manos

Fortaleciendo las manos con los juegos diarios

¿Cómo saber si nuestros hijos no tienen fuerza en los músculos de la mano?.

Hoy nos centraremos en eso: una vez que descubrimos la debilidad en las manos de nuestros niños, ¿qué debemos hacer?

Como terapeutas pediátricas, nos fascina usar estas actividades durante las sesiones que compartimos con los niños. Pero a menudo nos preguntamos, ¿será suficiente el trabajo que hacemos en nuestras sesiones para que surjan cambios? ¿Los niños tendrán beneficios reales con solo una o dos sesiones semanales?

La respuesta es SÍ, especialmente cuando la tarea se continúa en casa. ¿Qué pueden hacer los padres en casa y qué pueden hacer los niños solos para fortalecer las manos?

La respuesta es muy simple: ¡JUGAR

Hay muchas formas fáciles de fortalecer las manos, ¡tan solo con los juegos diarios! Trata de que los niños incorporen todas estas actividades en sus rutinas de juego de todos los días.

 

Subir escaleras

La superficie vertical de la escalera hace que los niños deban agarrarse fuerte a esos escalones para no perder el equilibrio.

Pasamanos

Los pasamanos son geniales para trabajar los pequeños músculos de las manos.

Jugar en cuatro patas

Mantener la posición de las manos y las rodillas promueve el fortalecimiento de muchos grupos musculares, ¡hasta del cuello, el abdomen y las manos!

Carretilla

Haz que el niño ponga sus manos en el piso mientras tú u otro niño le sostienen los pies. Prueba cuánto puede caminar con sus manos.

Caminatas animales

Haz que el niño camine como un cangrejo, un oso, un burro o una oruga y estimúlalo a sostener el peso con sus manos

Tirar de la cuerda

Forma grupos y luego observa quién puede sostener la cuerda durante más tiempo y tirar más fuerte.

Volteretas laterales

Otra idea divertida para que el niño aprenda a sostener su peso con las manos

Juegos con masa, arcilla o masa gomosa (slime)

Apretar, estrujar, pellizcar, hacer serpientes, aplastar la masa, son ejercicios fantásticos para fortalecer los músculos de las manos. La arcilla tipo plastilina se presenta en distintos niveles de dureza para que el desafío sea aún mayor

La cabeza del Señor Cara de Papa

Las piezas de este juguete son grandes y fáciles de agarrar. Los cambios de cara una y otra vez son fantásticos para fortalecer las manos.

Juegos de playa y arena

Cavar en la arena con las manos y palas, construir castillos de arena y llevar los baldes con agua o arena son juegos que a los niños les encanta.

Tareas domésticas

Prueba con la ropa para lavar: meterla en el cesto o en el lavarropas/secarropas, lavar el vehículo, lavar pisos/mesas/ventanas, juntar nieve con la pala, juntar hojas, sacar la basura.

Juegos en la oficina

A los niños les encanta jugar con las cosas «de los grandes». Perforar o abrochar (con supervisión), doblar las hojas, usar clips de papel, son todas actividades divertidas que ayudan a fortalecer las manos.

Dar cuerda a los juguetes

Los juguetes a cuerda son súper divertidos, pero los dedos deben estar fuertes para hacer girar la cuerda y que el juguete se mueva.

Juegos en el baño

Llena un frasco viejo de champú con agua y haz que el niño lo apriete hasta vaciarlo. Usa también juguetes para agua y estimula los juegos imaginativos apretando el juguete y lanzando chorritos de agua.

Juegos con cuentas

A los niños les encanta hacer collares, pulseras y anillos; se pueden hacer juegos atractivos en diferentes tamaños para todos los niveles de actividad

Pinzas o tenacillas

Procura que el niño levante objetos de un cubo de plástico que contenga pompones u otros materiales como bloques pequeños y haz que los amontone con las pinzas

Pelotas antiestrés

Haz que el niño ejercite su mano apretando estas suaves pelotas tan fuerte como puedan.

Animalitos lanzadores de pelotas

Al apretar la panza del animalito se lanzan las pelotas de tamaño pequeño, suaves y saltarinas alrededor de la habitación ¡Cuando más se aprieta el muñeco más lejos llega la pelota!

Jardinería

Haz que los niños remuevan la tierra con sus manos o una palita, y saquen las malezas, rieguen con una regadera o rocíe las plantas con un rociador.

 

*Este artículo fue escrito y editado por Claire Heffron y Lauren Drobnjak. Ambas son Terapistas Ocupacionales pediátricas. Claire es Licenciada en Terapia Ocupacional y tiene un Master de la University of North Carolina y ha estado ejerciendo durante los últimos 10 años en escuelas públicas y privadas de USA. Lauren es graduada de Youngstown State University, con una Licenciatura en Fisioterapia. Ha estado ejerciendo durante los últimos 15 años en clínicas y ámbitos escolares también de USA. 
La traducción de este artículo fue hecha por orden y cuenta de Activos y Divertidos, con la debida autorización de sus autoras. 
Este artículo puede ser encontrado en su publicación original en idioma Inglés, en el blog que llevan adelante Claire y Lauren: http://theinspiredtreehouse.com/

Por favor seguinos o compartí nuestro blog:
Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *